Mudanzas Acuña

Tips que debes seguir para que tu mudanza no se convierta en una mala experiencia.

“El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro”. (JFK)

un transportista llevando una caja a un camion de mudanza

El acto de trasladar las pertenencias y objetos personales a un nuevo lugar suele denominarse «mudanza» en la jerga cotidiana. La lengua española es muy diversa, con palabras que varían de una región a otra; por ejemplo, en Colombia hay muchos términos que pueden parecer desconocidos incluso a los hispanohablantes nativos de otros países. Incluso dentro de un mismo país, los dialectos locales pueden hacer que se utilicen palabras diferentes.

La expresión «mudanza» suele referirse a traslados de objetos en entornos domésticos. Esto se está convirtiendo en algo cada vez más habitual debido a las dificultades a las que muchos se enfrentan para permitirse comprar una vivienda. La gente de toda Colombia está ya bastante familiarizada con el trasteo propio o «trasteo en Medellín«, aunque algunos no se hayan preguntado nunca por sus orígenes o significado.

El uso de «trasteo» para referirse a las mudanzas es exclusivo de Colombia. Otros países de habla hispana no utilizan este término, refiriéndose a él como «mudanzas». En esencia, se trata de un servicio que consiste en trasladar objetos o llevarlos a otra ciudad y puede conllevar embalaje, pero sin que nadie entienda su significado.

Trasteo tiene su origen en el término «traste». Esta expresión describe objetos que circularon durante un largo periodo de tiempo, pero que ahora han caído en el olvido.

La etimología de la palabra «trasto» tiene su origen en el término latino «trastum», que significaba un trozo de madera grande y desgastado. En tiempos pasados, se utilizaba principalmente para referirse tanto a los bancos de los botes de remos como a las vigas de las paredes; sin embargo, con el paso del tiempo su significado específico se fue perdiendo. Esbozado en un diccionario de inglés, indica que existen varias traducciones, como toreo, muletazo, desorden/desorganización.

La palabra trasteo tiene su origen en el verbo transitivo «trastear» más el sufijo «eo» que indica actividad o realización. Anteriormente, esta frase apareció en textos escritos hace más de 120 años. Está presente en la gran obra colombiana de Tomás Carrasquilla, «Frutos de mi Tierra», donde transmite ir a otra parte.

Al final, sin importar de dónde provenga el término, a nosotros en Mudanzas Acuña también nos gusta utilizarlo, de este modo podemos estar más cerca de ustedes y del lenguaje que usamos en el país. Desde trasteos en Cali, hasta Bogotá, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga, Pasto y otras ciudades del país, estamos disponibles para ayudarles a realizar sus mudanzas nacionales de manera efectiva.

Recuerda con Mudanzas Acuña: ¨Tu tranquilidad es nuestro mayor compromiso¨

La experiencia de una mudanza puede ser gratificante o convertirse en un auténtico desastre. Cuando nos enfrentamos a nuestra primera mudanza, es común creer que solo necesitamos unas pocas cajas, algunos muebles básicos y un par de manos que nos ayuden. Sin embargo, no contemplamos ciertos aspectos que pueden facilitar el proceso, como clasificar los objetos según su fragilidad, deshacernos de los muebles que ya no utilizamos, hacer un inventario de nuestras pertenencias, planificar y estrategizar, e incluso considerar contratar una empresa especializada en mudanzas, entre otros.

Si ya has tenido la experiencia de una mudanza que resultó ser una auténtica pesadilla, los siguientes consejos te ayudarán a evitar los errores comunes que muchas personas cometen al cambiar de casa o apartamento.

Planifica con tiempo

Cuanto más tiempo tengas para planificar y prepararse, menos errores cometerás al empacar todo. Si te estás mudando de casa o apartamento, es probable que tengas al menos un mes de anticipación para completar el proceso, así que aprovecha ese tiempo al máximo.

¿Cuál es la mejor manera de evitar la prisa? ¡Haz una lista! Anota todas las tareas que necesitas realizar, como empacar la cocina y los utensilios, separar lo que vas a donar, notificar el cambio de dirección a las personas indicadas, etc. Luego, asigna una fecha límite a cada tarea para tener un control claro de lo que ya has hecho y lo que aún falta por hacer.

Define tu estrategia

Es importante decidir la logística de la mudanza. Puedes optar por una mudanza en familia, solicitando la ayuda de padres, hermanos, tíos y primos, o bien pedir a amigos con camioneta que te apoyen en el transporte. Sin embargo, si tienes muchos muebles o pertenencias, puede ser mejor considerar contratar un servicio profesional de mudanza.

Si eliges contratar una empresa especializada, asegúrate de preguntar por los servicios que ofrecen y obtener cotizaciones con anticipación. Hay opciones desde servicios básicos hasta los más completos que incluyen el embalaje de tus pertenencias. Compara los costos y asegúrate de leer detenidamente el contrato antes de firmarlo, prestando especial atención si te ofrecen un seguro en caso de robo o pérdida.

Dona, desecha o recicla

Una de las ventajas de la mudanza es que te permite deshacerte de las cosas que ya no utilizas y solo ocupan espacio. Comienza por tu armario, seguramente tienes prendas que ya no usas. Esto también se aplica a papeles, carpetas, objetos y muebles. Comienza tu nueva vida en tu nuevo hogar de forma más ligera.

Prepara los materiales

Adquiere cajas de cartón (puedes conseguirlas en el supermercado), papel periódico y plástico de burbujas para proteger objetos frágiles. También necesitarás mucha cinta adhesiva y un marcador para etiquetar el contenido de cada caja. Si es posible, marca las cajas desde varios lados o utiliza colores diferentes, e indica información sobre su contenido y el lugar de destino.

Realiza un inventario

Esto es especialmente importante si contratas una empresa de mudanzas. Realiza un inventario detallado de todas tus pertenencias con anticipación. Cuanto más detallado sea, mejor. Esto te evitará problemas y dudas al momento de desempacar.

Aprovecha tus propios objetos de almacenamiento

Para ahorrar en cajas de cartón y reducir la cantidad de basura, utiliza primero los objetos de almacenamiento que ya tengas a mano. Rellena aquellos que puedas utilizar, como cestas, maletas o incluso utiliza calcetines limpios para envolver objetos frágiles como vasos o platos. Recuerda tener preparado un kit de artículos esenciales para el día de la mudanza, como cepillo de dientes, artículos de baño, productos de limpieza, papel, etc.

Programa tus compras para que lleguen a tu nueva dirección

Si has comprado muebles nuevos, trata de programar la entrega para después de la mudanza. De esta manera, no te estorbaran durante el proceso y no tendrás que estar pendiente de su recepción.

Servicios básicos

Asegúrate de que tu nuevo hogar cuente con los servicios básicos como luz, agua y gas, listos para recibirte. Si es posible, programa la instalación del servicio de teléfono e internet con anticipación para no tener que preocuparte por ello y poder dedicar tu tiempo a decorar tu nuevo espacio.

Limpieza previa

Procura limpiar el departamento o casa unos días antes para dejar los baños y la cocina impecables y utilizar estos espacios desde el primer día.

0
    0
    Tu Compra
    Carito VacioSeguir Comprando